SUSPENDEN POR LLUVIA PROCESIÓN DEL CRISTO NEGRO

0
754

Por primera vez a 449 años de su llegada, el Cristo Negro de San Román no realizó su tradicional procesión por la avenida Justo Sierra.

debido a las inclemencias del tiempo, la imagen del Cristo Negro sólo llegó hasta la puerta del santuario, en donde cientos de fieles campechanos lo esperaban con cánticos, alabanzas y juegos pirotécnicos.

Momentos de inmensa alegría fue lo que reino durante el tiempo que persistió la lluvia que no impidió a los fieles acudir hasta la iglesia de San Román y poder admirar una vez más a la imagen debajo de su altar, para que se le rindiera tributo, luego de la última vez que salió del santuario.

Durante la misa que empezó a las seis de la tarde, momento justo que empezó a llover en la ciudad por lo que sólo se alcanzó a leer el evangelio, por parte del padre Martín Mena quien optó por entrar al santuario.

Poco después de entrar a la iglesia, el padre Martín exhortó a los fieles a seguir con su creencia en la imagen del Cristo Negro, así como también, no dejar de acudir a la feria del tradicional barrio.

A lo largo de una hora, donde se tuvieron bailes, cantos, alabanzas todo en honor al Cristo Negro, el padre Martín Mena, junto a los cuidadores de la imagen, dialogaban la posibilidad de llevar la imagen en su habitual procesión por las calles de la ciudad.

Así, después de una hora de cantos, el padre del santuario determinó, pese a la inconformidad de los cuidadores de la imagen, que el santo patrono Sí realizaría su procesión, pero dentro de la misma iglesia, es decir, sólo recorrería el pasillo de la iglesia para la llegar a la puerta donde sería recibido con música y luego regresaría a su altar.

Ya en la puerta, la imagen fue admirada una vez más por los cientos de católicos que lo esperaban bajo la lluvia, la cual no impidió que fueran a esperarlo para poder al menos volver a verlo ya que esta sería su penúltima salida, ya que el próximo domingo concluirá sus festividades.

Cabe destacar, que el próximo domingo 28 de septiembre concluyen los festejos al Señor de San Román, el cual realizará su procesión por las tres iglesias más cercanas al barrio para luego regresar a su altar y esperar otro para que los fieles vuelvan a admirarlo de nuevo por las calles de la ciudad.

Finalmente, el padre Martín Mena agradeció a la feligresía el acudir a la iglesia así como el entusiasmo que demostró pese a la lluvia que se presente la tarde del domingo, impidiendo la procesión del Cristo Negro de San Román.